Los sonidos mágicos de la sitar, generados magistralmente por Sidartha Siliceo, cautivaron al público que este viernes 8 de abril acudió al concierto que el trío Satya Mantra ofreció en la Plaza de la Danza del Centro Nacional de las Artes.

Decenas de personas acudieron puntualmente al recital que, organizado en colaboración con la Casa de Cultura de la India en México, presentó un repertorio integrado por el Raga Bhairavi en teental, quizá el raga más antiguo de la India.

Sidartha Siliceo, considerado el mejor sitarista de América Latina, acompañado por Sofía Zumbado en el saxofón y Luis Miguel Costero en la tabla, interpretaron de manera magistral los tres movimientos que conforman dicho raga.

El concierto inició con la introducción titulada Alaap, para luego continuar con Gat, una composición instrumental en cualquier tiempo y finalizó con Jhala, pieza de gran complejidad rítmica y rápidos pasajes melódicos.

Bajo el título Paisajes sonoros de la India, Sidartha Siliceo, pionero en México en la música clásica del norte de ese país asiático, demostró una vez más el dominio que con una trayectoria musical de 25 años, ha logrado en la sitar, instrumento indio de 19 cuerdas con una antigüedad de 270 años.

Los sonidos metálicos de la sitar, estuvieron acompañados por los emanados de la tabla, instrumento de percusión que, con más de 300 años de antigüedad consta de dos tambores unimembráfonos, a cargo de Luis Miguel Costero y las suaves notas del saxofón de la costarricense Sofía zumbado.

El sitarista y compositor mexicano Sidartha Siliceo, quien fue alumno de Ravi Shankar, demostró todo el potencial melódico de la sitar, cuyos sonidos metálicos podían sonar lo mismo de manera suave, que con intensidad, hasta llegar al frenesí.

Y es que el Raga Bhairavi en teental si bien inicia con suaves notas, de tintes tristes y melancólicos, luego pasa a acordes más festivos, en momentos tocados a gran velocidad.

El público, integrado en su mayoría por adolescentes y adultos, pero entre los que también había unos cuantos niños, celebró ampliamente esta sesión de música clásica indostaní, que por más de una hora los transportó a los paisajes sonoros de la India.

NOTAS RELACIONADAS

  • Séptimo Festival de Piano de Pátzcuaro, una opción de esparcimiento y turismo cultural
  • Holler my Dear cierra el Festival Eurojazz 2016
  • La Orquesta Escuela Carlos Chávez se dividirá en dúos, tríos, cuartetos y ensambles para interpretar música de cámara